Para que no me olvide

Gato con sombrero

 

Es lo que tienen estar con tus hijos y que pongan una película en Clan y aunque había sido vista hace varios años no es impedimento para volver a verla, más si cabe cuando la película a pesar de su infantilidad, puede llegar a ser entretenida, aunque esté considerada como una de las peores películas de la historia.

 

La corta película - de 82 Minutos- lleva por título El Gato, aunque su nombre original es  The Cat in the Hat (El (El gato en el sombrero) – en Chile presentó como título “El gato y su sombrero mágico”-. Se trata de una adaptación del clásico de la literatura infantil escrito por el Dr. Seuss (el mismo autor de El Grinch), quien publicó  The Cat in the Hat en 1957.

 

La película fue producida por Brian Grazer para  la Universal Studios y DreamWorks y dirigida por Bo Welch en el año 2003, y en ella se gastaron la asombrosa millonada de 109.000.000 dólares, recaudando algo más, 133.960.541. La película está basada en un guión firmado conjuntamente por Alec Berg, David Mandel y Jeff Schaffer.

 

La música fue obra de David Newman, Marc Shaiman y Scott Wittman , mientras que el disparatado montaje, - digo disparatado por el guión que es un disparate bien pensado-  es obra de Don Zimmerman . Fue grabada en los Estudios Imagine Entertainment, siendo la fotografía obra de Emmanuel Lubezki.

Los principales papeles de la película fueron asumidos por Mike Myers- una estrella en aquel momento -  en el papel de Gato, Spencer Breslin como Conrad, la niña prodigio del cine estadounidense, Dakota Fanning en el papel de Sally, por Kelly Preston (madre de los niños), un sorprendente Alec Baldwin (Lawrence Quinn), por Amy Hill (la señora Kwan), y por Sean Hayes (Sr. Humberfloob).  El hermano de Sally, que no se nombra en el libro, se conoce en esta versión como "Conrad".

 

La película comienza cuando Sally (Dakota Fanning), una niña de comportamiento íntegramente maduro para su edad, y Conrad (Spencer Breslin), un niño con problemas, fastidioso y travieso, han acabado con la paciencia de su madre soltera, Joan Walden (Kelly Preston). Las travesuras de Conrad han hecho que su madre esté pensando seriamente la sugerencia de su vecino y pretendiente Lawrence Quinn (Alec Baldwin), un fracasado que aparenta ser exitoso, de enviarlo a una academia militar. La madre trata de mantener la paz en el hogar y al mismo tiempo desarrolla con éxito una carrera en una agencia inmobiliaria dirigida por el germanófobo Sr. Humberfloob (Sean Hayes).

 

Ese día Joan tiene que organizar una fiesta de empresa en su casa, ante lo cual le dice a Conrad que, de encontrar la casa destruida, lo mandará al Colegio militarizado. Así se quedan aburridos con su despistada, somnolienta, obesa y vieja niñera, la señora Kwan (Amy Hill); hasta que aparece de repente un gato gigante, estrafalario, parlante y con un sombrero mágico (Mike Myers), a quien descubren en su propia casa y sin ninguna idea sobre él.

 

El Gato se presenta como el ser que los rescatará de sus vidas sin diversión, a través de varios trucos y actuaciones (no sin antes hacerles firmar un contrato). Los problemas empiezan cuando un Lawrence malintencionado con los hijos de Joan, sospecha algo de los hermanos, y cuando Nevil, el perro mascota de la casa, se escape, presentando la excusa perfecta para Lawrence de demostrar la irresponsabilidad de Conrad e incluso de Sally, y así lograr lo que quiere, la mano de Joan, atrapando al perro y llevándolo al trabajo de Joan.

 

La película recaudó más de 40 millones de dólares en su primera semana de estreno, en los países de la Unión Europea se encasilló como la primera en la taquilla a sólo tres días de su estreno, aunque en otras partes del mundo no tuvo igual acogida.

 

El diseño artístico de la película es original y detallista a la hora de recrear una ciudad americana, colorista al máximo y exagerando personajes y situaciones para lograr una comicidad de lo absurdo y lo carente de toda lógica como la trama que es de una estupidez alarmante. El resultado es una película entretenida y con un estallido de color y de efectos especiales que nos aleja de la mediocridad.

La película fue rechazada por la crítica, debido al exagerado contenido estilístico del color, adjuntado a una versión más vulgar y corta de la trama del libro infantil. Llama la atención el  cameo de Paris Hilton y  llamativa utilización del color pastel en una trama pequeña, pero alargada, y el carácter satírico del guión. Estos dos elementos hicieron que la película se mereciera el Premio Golden Raspberry a "Peor excusa para una película moderna-Todo concepto/Sin contenido". No cabe duda que fue galardonada dos veces en los Razzies en el 2003 consiguió el Premio Razzie a la peor excusa para una película actual, obteniendo igualmente otras 8 nominaciones. Y al año siguiente, 2004, fue nominada a los Premios Razzie a la peor "comedia" en 25 ediciones.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: